La fidelización es mucho más que una simple herramienta, es una forma de pensar en la experiencia completa de nuestros clientes, donde construiremos un entorno, dentro del cual, los clientes deseen establecer una relación profunda y duradera con nuestra marca.

La fidelización en gran parte está basada en la confianza, en la expectativa que las empresas hagan un uso responsable de los datos de sus clientes y que los utilizarán para crear experiencias memorables y personalizadas.

Los puntos claves dentro de un programa de fidelización de éxito son:

  1.  Crear unos beneficios simples y claros
  2.  Elegir una estructura de beneficios/ingresos y mantenerla en el tiempo
  3.  Comunicar de forma sencilla los requisitos del programa y como alcanzar los objetivos
  4.  Personalizar los premios en base a lo que motiva a los clientes
  5.  Establecer pequeños objetivos de modo que los clientes mantengan su atención, tengan un objetivo hacia el que dirigirse y puedan alcanzarlos en un periodo razonable de tiempo.

Fidelizoo - fidelización y marketing para el pequeño comercio

Desde el punto de vista de un cliente, el continuar usando un programa de fidelización tan solo depende de algo tan simple como, si lleva mucho tiempo para él conseguir un premio, en caso contrario el cliente no entrará en el programa o simplemente dejará de usarlo.

Los miembros de un programa de fidelización están constantemente valorando el importe monetario de lo que reciben contra lo que gastan en dinero, tiempo y molestias para conseguir los premios.

Un gran porcentaje de clientes afirman que utilizan aquellos programas de fidelización que les proporcionan diversas vías de ganar premios de una forma rápida. Hacer que los clientes puedan conseguir los premios de una manera rápida los mantiene comprometidos y fieles con el negocio.